(placeholder)
(placeholder)
(placeholder)
(placeholder)
(placeholder)
(placeholder)
(placeholder)

No hay necesidad de preocuparse, porque es imposible abrir la puerta. Las puertas de los aviones se abren hacia dentro. A 9100 metros sobre el nivel del mar (altura a la que generalmente vuelan los jets), la presión atmosférica es de apenas 210 gramos por centímetro cuadrado, mientras que la cabina está pre-surizada a unos 770 gramos por centímetro cuadrado. Eso significa que en cada centímetro cuadrado de puerta se ejercen 770 gramos de presión hacia fuera, y sólo 210 hacia dentro, lo que da por resultado una presión interior neta de 560 gramos por centímetro cuadrado. Por tanto, si la puerta tiene una superficie de 4200 centímetros cuadrados, abrirla sería como levantar unas pesas de 2.35 toneladas.


¿Por qué titilan las estrellas? Por la misma razón por la que las imágenes parecen temblar si se miran por encima del pavimento caliente o de un radiador: aire caliente que sube. A medida que el aire calentado por la tierra se eleva en la atmósfera, va formando burbujas. Cuando la luz de una estrella atraviesa una de estas burbujas, se desvía a uno y otro lado; por eso parece que la estrella titila. Si no hubiera atmósfera, como ocurre en la luna, las estrellas lucirían sin parpadear.

¿Si alguien abriera la puerta de emergencia de un avión en vuelo, serían succionados al exterior todos los pasajeros?

si alguien abriera la puerta de emergencia de un avión en vuelo, serían succionados al exterior todos los pasajeros