(placeholder)
(placeholder)
(placeholder)
(placeholder)
(placeholder)
(placeholder)
(placeholder)

La capital bosnia estuvo cercada durante más de dos años, pero los habitantes de Sarajevo han encontrado la manera de perseverar. Pese a la escasez de alimentos y medicinas, la tasa de nacimientos de Sarajevo quizá esté rebasando los niveles anteriores a la guerra. Dice una madre nueva: "Con cada hijo, nos defendemos con nuestro amor a la vida".


En un día cualquiera en Sarajevo antes del cese al fuego, las mujeres creaban tantas vidas como el bombardeo y los francotiradores lograban segar. A principios de 1993, en una ciudad de 300,000 habitantes sólo nacían un par de niños al día. Mirsad Puzic, ginecólogo de Sarajevo, calcula que la tasa de natalidad ha aumentado entre 10 y 20 por ciento desde entonces.


"En una población tan mutilada, el acto de dar a luz es lo más hermoso que tenemos", dice el doctor Puzic. —Rod Nordland, en Newsweek


Apuntes de Bosnia y Herzegovina

bandera de bosnia y herzegovina
bosnia y herzegovina